Posted by on Feb 2, 2017 in En el taller, Inspirador, Proyectos Especiales | 0 comments

Últimamente he puesto más atención a las cosas que me pasan o a la gente que conozco, y me he dado cuenta de que muchas veces hay situaciones que como cadenita me llevan a otras y a otras y a otras…

Así me ha pasado desde que me fui y volví. Por azares del destino conocí a Valentina, una de las fundadoras de una marca de ropa súper chula para niños que se llama Costumini Kids. Ella también vivió en España, tomó un curso con la Directora de mi Máster en el IED y hasta conoce a una de mis compañeras.

La vida…

Total que nos soprendió tanta coincidencia y acabamos de roomies de oficina. Mi estudio está junto al de ella y uno de esos días de saludos y platiquitas mañaneras me soltó la bomba: “Quiero que bordes el vestido de novia de mi hermana…”

¿¡What!?

Mi primera reacción fue de pánico, pero cuando me calmé y recordé que su hermana es nada más y nada menos que Chula the Clown, (a quien meses antes de conocer a Valentina, ya seguía yo en Instagram y era fan de sus fotos increíbles, otra coincidencia…) no me pude resistir. La estética que Gaby Muñoz maneja en su personaje es deliciosa y era de esperarse que su vestido fuera digno de ella., así que pasado el temor, llegó la emoción y me puse a bordar. Bordé fresa, hojas, ramas y flores y por momentos me sentí parte de otra época. Fue un proceso bien bonito, no tenía margen de error así que solo dejé que fluyera y así quedó…

16387196_1573323366029634_4104213940247446719_n

16426006_1573323372696300_3486616741807110381_n

Pero ésta, ésta es mi foto favorita… <3

IMG_2592